portada qué tipo de barbacoa elegir
Terraza y Jardín

Barbacoa de carbón o de gas ¿cuál elegir?

No hay nada mejor que preparar una barbacoa para reunir a amigos y familiares.  Al fin y al cabo ¿Quién puede resistirse a una buena barbacoa? Si estás pensando de hacer una comida con los tuyos, la elección de la barbacoa ideal es esencial para que dentro de los momentos más agradables esté el de disfrutar de la comida. En Aosom.es te contamos los principales tipos de barbacoas que existen para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

Cómo elegir la mejor barbacoa

Antes de contarte cuáles son los principales tipos de barbacoa, es importante que sepas donde vas a ubicarla. El espacio disponible para su colocación es básico para saber qué modelo elegir. Hay varias opciones, con diferentes formas, tamaños y materiales. Es más, si dispones de muy poco espacio no te preocupes, una barbacoa portátil puede ser una gran opción. Además de ser práctica, ahorra espacio y después de su uso podrás guardarla en cualquier lugar.

Ahora bien, si tienes una casa o piso con jardín o terraza, las opciones son varias. Pero antes de seguir con el tema, no es menos importante que el resto de tu espacio esté preparado para su llegada. Si eres más de comidas que de cenas, no te olvides proteger la zona de comida del sol. Puedes hacerlo con una pérgola de jardín, carpa, sombrilla o toldo vela. Disponer de un buen mobiliario de exterior de seguro que hará que tu velada con amigos o familia sea mucho mejor. Y no solo en el jardín o terraza, incluso en tu pequeño balcón es importante disponer de un entorno agradable para disfrutar de la compañía de tus amigos, pareja, hijos, etc.

La barbacoa es el arte del sabor

Chef Di Manno

¿Cuáles son los principales tipos de barbacoas?

Dependiendo del tipo de encendido de las barbacoas, podemos dividirlas en 3 grandes grupos. Las barbacoas de carbón, las barbacoas eléctricas y las barbacoas de gas. Todas tienen sus pros y sus contras. Ahora te mostramos las diferentes opciones:

  • Carbón: La parrilla de carbón es la más tradicional y la más conocida. Tiene un coste menor, pero genera más humo y suciedad al limpiar.
  • Eléctrica: Es una opción superpráctica, no genera tanto humo y tiene control de temperatura. Sin embargo, tu factura de la luz puede resentirse y te condiciona a tener una conexión a la red eléctrica cerca. Aunque esto último se puede solucionar con un alargador.
  • Gas: Las barbacoas de gas suelen preparar la carne más rápidamente, son fáciles de limpiar y mucho más ecológicas.

Ahora que ya sabes cuáles son los principales tipos, vamos a conocer cada uno en detalle.

▶️ Barbacoa de carbón

Para muchos, la barbacoa de carbón es la auténtica, la que todo el mundo adora. Esto se debe a que el carbón vegetal deja la carne con un sabor diferente, conservando su “magia”. Esto se debe a que cuando la grasa cae sobre el carbón caliente, genera el famoso humo que todos conocemos. Y precisamente este huno es el que ahúma la carne dándole este sabor tan característico.

Algo que también encanta a los amantes de la barbacoa de carbón es su preparación. Lo que para algunos puede resultar un calvario, como encender la parrilla, controlar el fuego y el tiempo de la carne, para otros es una verdadera satisfacción. Este espacio puede ir acompañado de un tentempié y de las primeras risas o confidencias de la velada.

Sin embargo, esta opción también tiene sus desventajas. La primera es que no en todos los edificios de bloques de pisos está permitido tenerlas (deberás asegurarte de ello antes de comprar una). El motivo no es otro que la gran cantidad de humo que desprenden y que podría ser molesto por el resto de los vecinos. En este mismo sentido, es importante disponer de un espacio exterior lo suficientemente abierto para que el humo no se acumule. También su limpieza es algo engorrosa y para principiantes, su encendido puede llegar a ser algo difícil.

▶️ Barbacoa Eléctrica

Las barbacoas eléctricas son adecuadas para las personas que viven en apartamentos pequeños, no tienen mucho espacio y les gusta la practicidad. Es ideal para las personas que no quieren preocuparse por la suciedad. O como opción rápida para hacer cualquier día aún sin disponer de demasiado tiempo.

En este tipo de parrilla, el asado de la carne se produce a través de la electricidad, es decir, basta con enchufar la parrilla a la toma de corriente. La emisión de humo es mucho menor en comparación con la parrilla de carbón tradicional. La explicación es sencilla. Como ya te hemos contado, en las barbacoas de carbón el humo se genera con la grasa que gotea sobre el carbón caliente. Pero en el caso de la parrilla eléctrica, en vez de carbón lo que tenemos en la mayoría de las ocasiones es una bandeja a la que le podemos poner un poco de agua para que este humo se minimice.

Incluso algunos modelos disponen de control de temperatura y temporizador. La desventaja en esta ocasión es el consumo de electricidad y la diferencia de sabor con las de carbón, aunque la comida queda realmente buena. Al final, también es un tema de gustos en cuanto a los sabores. Además, puedes aderezar tu comida con especies, por ejemplo, con hierbas provenzales que le dan un sabor muy característico a la comida.

▶️ Barbacoa de gas

Las barbacoas de gas son las que actualmente están más de moda. Y es que son como la opción “más completa” de las 3. Con ellas, solucionamos el problema del humo excesivo y la limpieza y es una opción más sostenible que las eléctricas.

Es la opción más ecológica y además, el tiempo de preparación de la carne es impresionante, ya que en 15-20 minutos ya tendrás la carne lista. Otra de sus ventajas es su fácil encendido y que el calor se distribuye de forma uniformemente facilitando el cocido de la comida.

La principal desventaja de este tipo de barbacoa podría ser la falta del sabor ahumado de las de carbón, aunque muchos de los modelos tienen tapa y una rejilla superior, y permiten la colocación de virutas de madera aromática que hacen una función similar al ahumado de las barbacoas de carbón ofreciendo diferentes experiencias de sabor por explorar.

Otro aspecto a tener en cuenta es el combustible, el gas. El gas es un altamente inflamable por lo que es básico llevar un buen mantenimiento de la barbacoa, comprobar que todos los quemadores funcionen correctamente y que no haya ninguna fuga. Se recomienda cerrar la bombona de gas cuando no se utilice para mayor seguridad.

¿Qué cocinar a la barbacoa?

¿Y quién dijo que en la barbacoa solo se puede hacer carne? La carne en ocasiones puede ser un alimento muy pesado, por lo que es importante saber preparar otras opciones más sanas y ligeras. Sin olvidar que seguro que en tu grupo de amigos o familiares haya alguien que no tenga el hábito de comer carne o productos animales.

Pensando en ello, ¡hacer verduras y legumbres a la parrilla es una gran opción! Además de ser una forma más económica y saludable, es un plato fácil de preparar. Únicamente hay que cortarlas en rodajas del mismo grosor, pincelarlas con un poco de aceite de oliva y sazonarlas a tu gusto. Puedes usar solo sal y pimienta o también puedes añadir hierbas, como orégano, menta, romero o albahaca. Pero recuerda que dependiendo de las verduras que elijas algunas pueden tardar más en asarse que otras.

Además, las verduras van bien con cualquier tipo de proteína, como el pescado, el pollo y la carne, pero también son muy sabrosas cuando se sirven solas. A continuación, te damos algunas sugerencias de las mejores verduras para asar:

  • Calabacín
  • Patata
  • Tomate
  • Berenjena
  • Cebolla
  • Setas
  • Espárragos
  • Maíz

Accesorios para complementar tu barbacoa

Como decíamos al principio, para hacer una buena barbacoa no basta con tener una parrilla. Hacer que tu espacio sea más bonito y funcional también es esencial. Y esta es una gran razón para renovar la decoración de tu jardín, terraza o balcón. Contar con una mesa y sillas para las comidas, muebles de jardín y una pérgola es perfecto para disfrutar del día en buena compañía.

Además, los accesorios también son importantes. Una buena parrilla, cuchillos, pinchos e incluso una tabla para cortar la carne y servirla a tus invitados. No olvides las guarniciones, algo para picar y las bebidas.


Ahora que ya sabes cuáles son los principales tipos de barbacoas, elige la que mejor se adapte a tu casa o a tu estilo de vida. Ya has visto que no hace falta una gran casa con un gran jardín para hacer una buena barbacoa y disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos. Esperamos haberte ayudado acerca de algunas dudas que pudieras tener, y te animamos a ver nuestros modelos de barbacoas si estás pensando en comprar una.

Y si vas a hacer una barbacoa en casa, te recomendamos el post Tips para una velada perfecta con tus amigos en casa donde te contamos los imprescindibles para pasar un buen fin de semana en compañía de tus amigos y familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *