Pareja frente a la estufa de su hogar
Hogar

Prepara tu casa para la llegada del frío con una chimenea o un calefactor

El otoño ya ha llegado y con él las hojas de los árboles han comenzado a caer. Las que quedaron se han vuelto amarillas, anaranjadas o incluso rojizas. Las noches llegan más rápido y la temperatura ya está más baja. Estamos allanando el camino para el invierno y todo lo que queremos es estar cómodos y a gusto en casa. Por eso en Aosom.es hemos hecho una selección para que puedas elegir la chimenea o calefactor ideal y puedas disfrutar de una noche de películas y palomitas de maíz con la familia en casa.

La gente no se da cuenta si es invierno o verano cuando están felices

Anton Chekhov

¿Qué hacer en los días más fríos?

Con el frío acercándose es hora de empezar a calentar nuestras casas. Entonces, es hora de encender los calefactores y las chimeneas, para que puedas disfrutar de días de calidez y tranquilidad con tu familia. Alojarse en la comodidad de nuestro hogar es una de las mejores cosas del frío y puede ofrecernos maravillosos momentos y experiencias con nuestros seres queridos.

¿Qué tal hacer una sesión de cine con los más pequeños? Todos sabemos que, con la ajetreada rutina de la vida diaria, es difícil mantenerse al día de los estrenos de películas. Con eso en mente, reservar un día para ver una película en casa es una gran idea para disfrutar de un momento divertido en la comodidad de su hogar. Y para que este día sea aún mejor, puedes acompañarlo de unas deliciosas palomitas de maíz.

Ponerse al día con la lectura también es una excelente idea. Seguro que tienes un libro esperando desde hace mucho y nunca encuentras el momento adecuado. Con el frío, estamos más acostumbrados a quedarnos en el interior, así que ¿no crees que este es un buen momento para sacar el libro de la estantería? Un buen libro acompañado de una taza de chocolate caliente es algo realmente relajante y estimulante.

Sin duda, todos estos consejos mejorarán aún más si tu casa está bien climatizada. Los calefactores y chimeneas, además de calentar los ambientes, aportan más calidez y confort. Y pueden ser un elemento decorativo que añada un plus a tu estancia.

madre e hija leyendo frente a una chimenea

Tipos de calefacción

¡El frío nunca está de paso, viene para quedarse durante largos meses! Por eso es importante elegir el tipo de calefacción adecuado, para que tu hogar sea más agradable para toda la familia. Pero, ¿cuáles son las opciones de calefacción?

  •  Radiadores: Este es sin duda el tipo de calefacción que está más presente en los hogares. Los radiadores funcionan a través de un sistema que proporciona calor a toda la casa, quedando fijados en un único punto donde difunden el calor a otros espacios a través de una tubería por donde circula el agua caliente.
  • Calefacción por suelo radiante: La calefacción por suelo radiante también conocida como suelo térmico, puede funcionar de dos formas: sistemas eléctricos o sistemas hidráulicos. El sistema eléctrico, como su nombre lo indica, se realiza con cables calefactores (resistencia eléctrica), mientras que el sistema hidráulico funciona a través de una tubería que se encuentra debajo del suelo, por donde pasa el agua caliente.
  • Chimeneas tradicionales: Este es sin duda el sistema de calefacción más antiguo y todavía muy presente en muchos hogares. La chimenea tradicional consta de una base donde se coloca la leña para quemar y una chimenea por donde sale el humo.
  • Chimeneas eléctricas: Las chimeneas eléctricas simulan las tradicionales, pero son eléctricas. Algunos modelos incluso tienen el efecto de llama realista. Son unas chimeneas muy prácticas y tienen la ventaja que no necesitan obra y son más limpias que las tradicionales.
  • Calefactores: Los calefactores pueden tener varias formas de funcionamiento. Hay calefactores eléctricos, de gas, cerámicos, de aceite, entre otros. La función es la misma, calentar diferentes estancias de tu hogar u oficina. La mejor elección dependerá de dónde quieras colocarlo y cuáles sean tus necesidades.

Ahora que ya sabes cuáles son los principales tipos de calefacción, a continuación, te explicamos un poco mejor los dos tipos que tenemos disponibles en Aosom.es.

Calefactores Cerámicos

Los calentadores de cerámica funcionan mediante resistencia eléctrica. Lo que los diferencia de los demás, es que estos tienen una placa de cerámica en su interior. Una vez caliente, este calefactor puede calentar uniformemente la habitación. Otra característica de este tipo de calentadores es que la mayoría tienen un dispositivo de seguridad. En otras palabras, el calefactor se apagará automáticamente en caso de sobrecalentamiento o caídas accidentales.

Además, puedes elegir entre portátiles o de pared. Las características pueden variar según el modelo. En algunos calefactores se puede programar una temperatura específica y cuando el ambiente alcanza esta temperatura el dispositivo se apaga automáticamente. Asimismo, también puede pasar que el ambiente sea más frío que la temperatura programada, entonces el aparato se enciende. También hay muchos modelos que cuentan con temporizador que permite programar el tiempo de funcionamiento del aparato , incluso de forma semanal. El tiempo depende de cada modelo, pero es genial ajustarlo según tus necesidades. Y, por último, pero no menos importante, muchos de los modelos incluyen mando a distancia. Por lo que podrás controlarlos mediante la pantalla LED del producto o por control remoto.

Chimeneas eléctricas

Las chimeneas eléctricas simulan las chimeneas tradicionales, con la diferencia de que son más asequibles y no necesitan reformas importantes. Incluso hay modelos que, para agregar más realismo, simulan la típica llama y los troncos ardiendo. Y la gran diferencia frente a las chimeneas tradicionales es, que como su nombre lo indica, que son eléctricas y por tanto no necesitan leña, carbón, pellets ni ninguna otra materia prima.

Otra ventaja es que las chimeneas eléctricas tienen temperatura regulable. En algunos modelos incluso se puede programar una temperatura y cuando la habitación alcance la temperatura deseada, la chimenea se apagará automáticamente. Lo mismo pasará cuando la temperatura sea superior a la programada, la chimenea se parará automáticamente.

Otras características de este tipo de chimeneas son per ejemplo que cuentan con temporizador, mando a distancia, pantalla táctil, efecto de llama solo o efecto de llama combinado con función de calefacción, etc. Dependiendo del modelo que elijas, tanto las funciones como el diseño puede variar. Estas chimeneas pueden ser un elemento clave para tu habitación o sala de estar, pues la calidez que proporcionan es indiscutible. Si siempre has querido tener una chimenea, ya ves que es posible. Con las chimeneas eléctricas, el sueño de tener una chimenea está al alcance de todos.

En cuanto a su colocación, hay modelos que son portátiles, y a la vez muy prácticos, porque puedes llevarlos de un entorno a otro según tus necesidades. Y también los hay que se pueden instalar en la pared.

Calefactores de Exterior

No es solo en interiores en lo que tenemos que pensar. El espacio exterior también se puede calentar. Esto nos permitirá poder disfrutar de momentos en familia o con amigos en el balcón o en el jardín. Hay varios modelos disponibles, sin embargo, con diferentes formas de funcionamiento. No hay una opción mejor que otra en términos generales, elije tu calefactor de exterior basándote en el espacio que tienes disponible y de acuerdo con tus necesidades.

Los calentadores de gas para exteriores son ideales para espacios más grandes. Es un tipo de calefacción eficiente y lo mejor es que, al ser portátil, puedes llevarlo de un lugar a otro. Los calefactores de techo eléctricos son menos versátiles. Al estar suspendidos del techo no pueden moverse de un lugar a otro, a no ser que los vayas colgando y descolgando, pero son más pequeños e ideales para áreas más reducidas. Algunos modelos, además de tener la función de calefacción, también funcionan como lámparas, pudiendo utilizar la luz LED con o sin la calefacción encendida.

Accesorios

Como ya hemos explicado, las opciones de calefacción son diversas, así como los accesorios. Hay complementos que son solo decorativos, pero otros que son imprescindibles. Empezamos por los que tienen una chimenea tradicional en casa.

Las barreras o protectores para chimenea son una estructura cuya función principal es la de proteger a las personas y mascotas de las chispas que puede liberar la leña en combustión. También se puede utilizar como decoración y los modelos son numerosos, cada uno con un diseño diferente. Son flexibles y pueden adaptarse a diferentes tipos de chimeneas.

Cualquiera que tenga una chimenea tradicional en casa sabe que la leña es fundamental para su funcionamiento. Y tener cerca un soporte para la leña lo hace mucho más fácil, y más si tiene accesorios como pala, cepillo o atizador de fuego. Además de ser un soporte decorativo, es muy funcional e indispensable para todo aquel que tenga chimenea en casa.

Para los que tienen radiadores, seguro que muchas veces han pensado que les gustaría que fueran más bonitos estéticamente. O los que tienen niños pequeños en casa, que sería más seguro si tuvieran una protección. La solución está en los cubrerradiadores, ya que además de dar un toque de elegancia y decoración, también protegen a los más pequeños y mascotas, y previenen de posibles quemaduras al contacto directo con el radiador.


Ahora que ya conoces los diferentes modelos de calefacción de los que disponemos y conoces las principales diferencias entre ellos, te animamos a que visites nuestro sitio web Aosom.es y nuestra categoría de chimeneas y calefactores eléctricos. Elije el modelo que mejor se adapte a tus necesidades y aprovecha las promociones.

Pies de una familia frente a una chimenea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *